En San Juan de Oriente
julio 21, 2015
Biblioteca de Nindirí
julio 21, 2015
Mostrar todo

En la Estación del Ferrocarril

11760047

Hola, hoy les contaremos que visitamos la Estación del Ferrocarril ubicada en Masaya, la cual fue inaugurada el 30 de septiembre de 1884, hace 131 años… en ese año vinieron las locomotoras y rieles a Nicaragua,

Se le llamó Estación del Ferrocarril del Pacifico de Nicaragua, se abrió el servicio a la población el 1° de Abril de 1885. Estas locomotoras, funcionaba con bunker, agua y leña,
El Ferrocarril era uno de los transportes más baratos de Nicaragua, un transporte pintoresco, donde los campesinos podían sacar sus cosechas y comerciarlas desde lugares muy alejados hasta las ciudades.

En el libro “Hechos e Ideas” habla de que en ese tiempo estaban los conservadores en el gobierno de Nicaragua, y pese a que los ingleses le decían que debían poner un tren, no veían la necesidad tuvieron que hacer un libro para convencerlos de que la idea de un tren podría traer muchos beneficios y uno de ellos el principal era impedir que entraran las tropas filibusteras invasoras a Nicaragua

Nicaragua no tenía dinero entonces firmaron con los ingleses una figura legal llamada anticresis, en la que se establecía que los ingleses tendrían la administración del ferrocarril hasta pagarse el costo de construcción y luego lo entregarían a Nicaragua y así fue cómo Nicaragua pudo tener su tren.

En 1991 la Presidenta Violeta Barrio de Chamorro lo vendió a los extranjeros quedándonos los Nicaragüense, sin nada pero las niñas y los niños de hoy queremos que vuelvan a poner el Ferrocarril porque este es de gran ayuda para todas y todos los Nicaragüenses, especialmente para los más pobres y que viven alejados de las ciudades.

Este conocimiento para nosotros los niños y las niñas fue impresionante porque no nos imaginábamos cómo era un tren, como funcionaba, para que servía y qué lástima que ya no lo hayamos conocido nosotros ojalá un día pudiéramos viajar de un lado a otro lado de nuestro hermoso país sin necesidad de pagar tanto ni de cambiar constantemente el medio de transporte. Esperamos que hayan disfrutado de este paso por la historia de nuestro país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *